Inicio de sesión

PostHeaderIcon Mejora la tasa de emprendimiento en Euskadi con respecto a los datos obtenidos en los dos últimos años.

La actividad emprendedora vasca ha aumentado un 1,5 % con respecto al ejercicio anterior. La tendencia es similar a la del resto del Estado, según los datos recogidos por el Informe GEM CAPV 2011, desarrollado por investigadores de la Universidad de Deusto, MONDRAGON Unibertsitatea y UPV-EHU.

El estudio señala que aumenta el número de empresas nacientes de entre cero y tres meses y recuperando así el nivel obtenido en 2005 y 2006. El número de emprendedores potenciales, que se plantean abrir un proyecto en los próximos tres años, también ha aumentado en un 9% en el último año, alcanzándose así un nivel de intención de creación empresarial futura sin precedente en el informe GEM.

El incremento emprendedor por razones de necesidad puede estar incidiendo de manera significativa en este fenómeno, sobre todo entre aquellos colectivos que encontrándose en situación de desempleo, agotan sus prestaciones de paro sin encontrar un nuevo empleo o no observan perspectivas de encontrarlo en el corto plazo.

El perfil del emprendedor

En lo que respecta al perfil del emprendedor vasco, los datos son similares a los de las ediciones anteriores. Por lo general son varones de entre 35 y 45 años, con un alto nivel de formación y escasa experiencia como business angel. El colectivo emprendedor femenino sigue siendo inferior y presenta un perfil más vulnerable que los hombres, aunque en el último año se ha experimentado un incremento mayor de mujeres emprendedoras que de hombres.

Tipos de iniciativas empresariales

La principal actividad de la mayoría de los proyectos emprendedores es la prestación de servicios, con un 74,5% de los casos. En general se trata de servicios orientados al consumidor final, en un 50,6% de los casos, no obstante en el último año ha habido un aumento de proyectos emprendedores dedicados a actividades de transformación, los cuales representan una de cada cuatro iniciativas de negocio identificadas  (24,1% de los casos). También es significativo el aumento de proyectos emprendedores con poca o ninguna competencia, que representa un 46,9% del total de proyectos emprendedores iniciados. Es destacable también el tamaño medio de los proyectos emprendedores de 1,7 empleados y con unas expectativas de empleo medio esperado a cinco años de 4,2 empleados, Datos que con respecto al año anterior presentan una perspectiva más optimista.

Financiación de proyectos emprendedores
Los proyectos nacientes en 2011 iniciaron su actividad con un capital semilla inferior a los montos que se han observado en ediciones anteriores. Según los datos recogidos en el informe GEM CAPV 2011, tan sólo uno de cada dos emprendedores nacientes acude a fuentes externas de financiación de tal manera que el porcentaje de capital semilla que asume en solitario el emprendedor es bastante elevado.

La CAPV ha logrado consolidar desde el año 2007 una masa crítica de inversores informales que supera el 3,5% de la población entre 18 y 64 años, por delante de países de referencia como Alemania, Holanda o Dinamarca. En lo que se refiere al perfil de inversor, por lo general se trata de un hombre de mediana edad con formación superior universitaria que se encuentra en situación laboral activa. En su mayoría cuentan con habilidades y conocimiento para emprender y además casi la mitad han recibido formación específica relacionada con la puesta en marcha de una empresa.

La vinculación familiar entre inversor y emprendedor ha aumentado mientras que el grupo de inversores informales que no mantienen a priori una relación de parentesco o amistad con el promotor del proyecto ha disminuido.


Condiciones del entorno para emprender

En lo que respecta a las condiciones del entorno para emprender, la dinámica del mercado sigue siendo una asignatura pendiente de Euskadi, con una valoración más baja que España y el resto de Europa, según los 36 expertos entrevistados para este apartado del estudio. Otros obstáculos señalados por estos expertos a la hora de emprender un proyecto siguen siendo: el acceso a la financiación, las normas sociales y culturales, la educación y el clima económico.

Mientras que las condiciones mejor valoradas han sido: la infraestructura física del territorio, el fomento de iniciativas empresariales con alto potencial de crecimiento, la capacidad innovadora del empresario, y las políticas tanto de apoyo al emprendimiento como los incentivos fiscales. En este sentido en Euskadi, más del 60% de los recursos se destinan a ofrecer apoyos económicos mediante subvenciones a fondo perdido, reintegrables o de capital riesgo, además de aproximadamente el 2,7% destinado a programas de consolidación empresarial.

Por otro lado, se estima que un 3,7% del presupuesto está destinado a educación, formación y sensibilización en materia de emprendimiento, aspecto que recomiendan atender los expertos debido a la importancia que tiene no sólo la formación de capital humano sino también en atender franjas de edades relevantes como lo es la educación primaria y secundaria. 

Fuente: Informe GEM CAPV 2011

http://gipuzkoakoartisauak.net/images/logo_dipu.jpg