Inicio de sesión

PostHeaderIcon Ideas frescas para impulsar el empleo juvenil en Europa

Frente al desánimo que rodea la falta de empleo las iniciativas presentadas en el certamen European Social Innovation Competition muestran nuevas salidas a través de la innovación social, aprovechando las tecnologías digitales, la creación de redes para compartir conocimientos y el auge de la economía del intercambio. El concurso, organizado por la Comisión Europea, se lanzó en octubre de 2012 y el pasado 30 de abril se presentaron las diez ideas finalistas.

Restart Up! es una plataforma web que propone redescubrir los oficios tradicionales, con formación online y prácticas en empresas dirigidas jóvenes para que puedan encontrar trabajo en estos sectores, algunos en peligro de extinción por la falta de relevo generacional. Mama CoWork es otro de los proyectos, un espacio pensado para ayudar a madres y padres a combinar la vida profesional y familiar. La iniciativa consiste en un espacio de formación y acompañamiento para la creación de nuevas empresas, un lugar de coworking y una zona infantil.

En cuanto a herramientas digitales, se ha seleccionado Economy App, un software para crear un mercado de intercambio no monetario dirigido a jóvenes desempleados donde el sistema se encarga de conectar ofertas y demandas de servicios y productos, así como StudentFunder, una plataforma de crowdfunding donde los estudiantes pueden encontrar financiación para mejorar su formación, ofreciendo a cambio un retorno en forma de servicios, como clases particulares online.

Entre los diez finalistas está también Mitwin.net, una red intergeneracional de trabajadores impulsada desde Aragón donde trabajadores senior ofrecen sus conocimientos y experiencia a jóvenes para que haya un proceso paulatino de retiro e incorporación al mercado laboral, respectivamente. O The digital street paper, un proyecto que consiste en trasladar a soportes digitales los street papers, periódicos que venden personas sin hogar o en exclusión social. Estas pequeñas empresas sociales de comunicación ayudan a cerca de 28.000 personas en ciudades de toda Europa, pero su sostenibilidad está en peligro a raíz de la revolución digital.

Fuente: euskadinnova.net

http://gipuzkoakoartisauak.net/images/logo_dipu.jpg