Inicio de sesión

PostHeaderIcon El 79,2% de los titulados de la UPV/EHU en 2007 encontró trabajo a los seis meses de graduarse

La UPV/EHU ha presentado los resultados del estudio sobre el nivel de inserción laboral de los universitarios de la Universidad del País Vasco que se licenciaron en 2007, elaborado por el gabinete técnico de Lanbide-Servicio Vasco de Empleo. Para confeccionar el Estudio de Incorporación a la vida activa de personas tituladas universitarias en la UPV/EHU. Promoción de 2007, se recabó la opinión de 5.667 licenciados graduados ese año en la universidad pública vasca.

La muestra de la promoción de 2007 fue entrevistada entre noviembre de 2010 y enero de 2011 y se extrapola al conjunto de ese curso académico, compuesto por 7.265 personas graduadas en 78 titulaciones. El 62% de ellas son mujeres y el 38% hombres, una proporción que, según el Instituto Vasco de Estadística-Eustat, viene manteniéndose durante toda esta última década.

Su tasa de empleo es del 79,2%, lo que supone una caída de 1,2 décimas en comparación con los datos de la promoción anterior. Por el contrario, el informe revela que ha descendido el tiempo medio comprendido entre la finalización de la carrera universitaria y el primer empleo. En el caso de la promoción de 2007 es de seis meses, uno menos que la anterior. 

Los datos del estudio de incorporación a la vida activa constatan el inicio de la recesión y destrucción de empleo que viene registrándose en Euskadi desde el último trimestre de 2008. La promoción que se licenció aquel año salió al mercado laboral en una etapa aún de crecimiento y buenas expectativas, apenas un año y medio antes de que la crisis impactara de lleno.

Entre los datos más significativos se puede destacar:

  • La tasa de empleo se sitúa en el 79,2%. Supone una caída de 1,2 décimas respecto a la promoción anterior.
  • El periodo transcurrido entre el final de la carrera y el primer empleo es de seis meses. Un mes menos que el curso de 2006.
  • La tasa de actividad alcanza el 92,2%. Es decir, nueve de cada diez recién licenciados se lanzaron a buscar empleo en cuanto obtuvieron el título  universitario.
  • Se mantiene el empleo encajado, que ofrece un porcentaje del 87%. Este término significa que casi nueve de cada diez universitarios con empleo tienen una ocupación acorde con su nivel académico. Este registro refleja un descenso de dos puntos respecto al año pasado, pero implica 14,4 puntos porcentuales más que el resultado obtenido en la primera encuesta de seguimiento, realizada en 1998.
  • Siguen en niveles similares el empleo con requisito de titulación universitaria (84%) y el que implica funciones asociadas a formación universitaria (79%).
  • El peso del empleo estable (incluye contratos indefinidos, autónomos y socios cooperativistas) sobre el total es del 49%, lo que implica una disminución de cuatro puntos respecto al estudio anterior. 
  • Excluida la población ocupada por cuenta propia (personal autónomo, empleador/a y socio/a cooperativista), las personas asalariadas con contrato fijo representan el 46%, tres puntos menos que en la promoción de 2006.
  • La distinta distribución de hombres y mujeres en los sectores de actividad económica y un mejor comportamiento del sector industrial explican que los hombres hayan recuperado el liderato en las tasas globales de empleo respecto a las mujeres (80,4% frente a 79,5%) y menor nivel de desempleo (14,8% frente a 14,4%).
  • El ingreso medio neto mensual se situaría en 1.505 euros, calculado sobre 14 pagas anuales y para una jornada completa. Los hombres perciben un promedio de 1.583 euros mensuales por 1.453 euros las mujeres.

"El alto nivel de inserción laboral de los universitarios vascos confirma la idea de que el empleo más cualificado resiste mejor los efectos de la crisis", ha recalcado la consejera de Empleo y Asuntos Sociales. El rector de la UPV, Iñaki Goirizelaia, también ha ahondado en esta idea. "A mayor formación, mayor posibilidad de encontrar trabajo. Ese es un principio incuestionable que se ratifica cada año en toda clase de estudios. Y un principio que se afianza, también, en el informe anual que nos ofrece el Gobierno a través de Lanbide".

Por su parte, el presidente del Consejo Social de la UPV, José Manuel De La Sen, ha recordado que "la UPV/EHU proporciona a la sociedad y a las empresas titulados altamente competentes, pero la sociedad, las empresas y la Universidad deben de trabajar conjuntamente en el establecimiento de lazos estables y sólidos que garanticen a los titulados una vía de tránsito rápida, sencilla y directa al mundo laboral".

Los indicadores de calidad de los empleos ocupados por la promoción de 2007 refuerzan esta tesis. En el seguimiento de las promociones previas se venía observando un ajuste cada vez mayor entre su nivel de formación y el nivel de cualificación asociado al puesto ocupado. Esta tendencia ha ido pareja a una presencia cada vez más alta de las ocupaciones de alta cualificación sobre el total de ocupaciones en el País Vasco.

En este sentido, la consejera Gemma Zabaleta ha señalado que "si bien la pérdida de empleo se da en todas las categorías profesionales y en muy diversas ocupaciones, se ha producido con mayor intensidad en los niveles profesionales medio-bajos y en las ocupaciones con menor cualificación, mientras que ha tenido una incidencia menor en los niveles profesionales más cualificados". Los titulados universitarios disfrutan de una tasa de empleo 31 puntos superior a la de los jóvenes con estudios primarios y de 5,7 puntos por encima de los poseedores de estudios secundarios.


Salarios


El pasado año, y como resultado del impacto de la crisis sobre el empleo del sector industrial y de la construcción, ambos masculinizados, las mujeres presentaban por primera vez tasas globales de empleo superiores a sus compañeros y menor nivel de paro. Este año, aunque las diferencias son pequeñas, los hombres vuelven a tener mayor tasa de empleo (80,4% frente a 79,5%) y menor de paro (14,8% frente a 14,4%).

"Sin embargo, persisten los distintos niveles de calidad de empleo entre hombres y mujeres, tanto en el mayor grado de ajuste de los empleos ocupados por hombres a su nivel formativo, como en el salario o la estabilidad laboral", ha recordado Zabaleta. Por ejemplo, a nivel salarial la encuesta refleja que los hombres perciben un ingreso medio de 1.583 euros netos al mes frente a los 1.453 euros de sus compañeras. Es decir, una diferencia de 130 euros mensuales.

Las tasas de actividad más altas se dan en el campo de los estudios relacionados con la Salud (90%) y las carreras Técnicas (83%) y la más baja, en el área de Humanidades (68%). Cabe destacar el mejor comportamiento de las licenciaturas e ingenierías de ciclo largo, en comparación con las diplomaturas o ingenierías técnicas.

Las actividades relacionadas con el área de la Salud son también las mejor retribuidas (1.838 euros netos al mes x 14 pagas). El tiempo medio entre el fin de estudios y el primer empleo, para la población activa que contaba con experiencia laboral en el momento de la encuesta, es de seis meses, un mes menos que en el informe anterior, el correspondiente a la promoción de 2006.

Un 10,9% de los licenciados o diplomados ocupados de la promoción 2006 trabaja fuera de la comunidad autónoma. El 8,2 se ha trasladado a otra comunidad y el restante 2,7% en otro país, preferentemente europeo. La realización de programas del tipo Erasmus y otros estudios de postgrado, todos ellos asociados a una mayor proyección profesional, contribuyen a esta movilidad.

En este sentido, el rector de la UPV/EHU ha recalcado que "debemos extraer importantes consecuencias de este estudio: la apuesta por la universidad es una apuesta social, de dimensión colectiva, pero en el plano personal la apuesta por la universidad es también una apuesta por un futuro profesional más cualificado".

Por su parte, José Manuel De La Sen ha recordado que "también hemos mejorado, y eso me satisface especialmente, en la valoración que los titulados hacen sobre la utilidad de sus estudios para desempeñar las funciones que les han encomendado las empresas en las que ahora trabajan. Con una única excepción, la formación en idiomas extranjeros, una faceta clave de la competencia profesional de un titulado que debemos mejorar", ha subrayado.

http://gipuzkoakoartisauak.net/images/logo_dipu.jpg